Gerencia y reputación corporativa

De manera creciente las personas valoramos el comportamiento de las empresas y progresivamente no será suficiente brindar servicios o productos de calidad, pues se exigirá a cada empresa demostrar su conducta o buen proceder en cada política diseñada y en todo proceso ejecutado al comprar, contratar, diseñar, fabricar, distribuir, mercadear, publicitar y comercializar sus bienes, productos o servicios.

Es decir, es necesario construir confianza, fortalecer el prestigio corporativo y elevar la credibilidad ante los llamados grupos de interés. Por esta razón los niveles directivos deben sensibilizarse sobre la necesidad de vigorizar la reputación corporativa, en este aspecto mi rol como Coach, mentor o asesor de dirigentes, gerentes y líderes consiste en posibilitar escenarios en los que algo tan intangible se materialice y beneficie a las empresas y sus comunidades.

Ahora bien, es importante entender que la reputación se alimenta de las percepciones que mantienen o renuevan las diferentes comunidades en las que está presente la empresa y que se podrá erigir dicha reputación entorno de la credibilidad, fiabilidad, ética y coherencia que valoren las personas. Así como también podrá destruirse cuando la sociedad global en la que actualmente estamos inmersos, sienta que no se cuida, valora o respeta a los niños, a los jóvenes, a los acianos, a las mujeres, a la diversidad, a los animales, al ambiente, al planeta, al presente, al futuro,… Sigue leyendo