10 razones por las que tu empresa necesita redes sociales

Internet ha cambiado nuestra manera de actuar frente al mercado y por ende, este cambio afecta de manera directa en las relaciones con el cliente final. Antes de las redes sociales, las empresas y los medios no tenían prácticamente formas de poderse comunicar con su público y así conocer su opinión.

En España 82% de los internautas son usuarios de las redes sociales (14 millones de usuarios), según el estudio de IAB, donde la red social más utilizada/visitada sigue siendo Facebook, mencionado por el 96% de los encuestados. Esto es un crecimiento de 2 puntos respecto al año anterior. Con estos datos creemos justificado que las redes sociales son un punto central en cualquier estrategia de marketing dentro de una empresa.

Aquí te damos las 10 razones por las que formar parte de las redes sociales te benefician:

  1. Visibilidad. Las redes sociales mejoran la visibilidad de la marca, pues se han constituido como un válido canal para dar voz a cualquier negocio.
  2. Lealtad. Son numerosos los informes que señalan que las marcas con presencia en redes sociales consiguen una mayor fidelización de sus clientes, en comparación con aquellas pymes que no tienen presencia social.
  3. Nuevas vías de conversión. Las publicaciones en redes sociales se erigen como verdaderas oportunidades para conseguir algún tipo de conversión. Ello se debe a la posibilidad que tienen las marcas de interactuar directamente con sus audiencias.
  4. Altas tasas de conversión. Del mismo modo, las empresas que cuentan con una estrategia definida en social media consiguen mejores tasas de conversión que aquellas que no están presentes en este canal.
  5. Autoridad. Las marcas se posicionan gracias a las interacciones regulares y las publicaciones que se llevan a cabo en los perfiles de las marcas en las redes sociales.
  6. Tráfico web. Ofrecer contenido de calidad es vital para que las marcas en redes sociales aumenten su tráfico web. De hecho, mejorar el número de visitas también fomenta las posibilidades de convertir esas visitas en ventas.
  7. Costes. Las redes sociales disminuyen los costes de marketing, ya que suponen una menor inversión de tiempo y dinero para las marcas.
  8. SEO. El posicionamiento orgánico varía constantemente, pero la actividad en redes sociales se ha convertido en una necesidad creciente para que este se produzca de manera eficaz.
  9. Relaciones con los consumidores. Los espacios de social media mejoran la comunicación con los clientes, pues cada interacción con ellos se puede aprovechar para confirmar el buen funcionamiento de la empresa.
  10. Fuente de información: Analizando los datos que te ofrecen las redes sociales se puede obtener información sobre los intereses de los usuarios.

Apúntate al cambio y participa de la evolución que supone internet y las redes sociales.

 

 

Adiós al marketing de contenidos. Hola al marketing social

La era del marketing de contenidos tal y como la hemos conocido toca a su fin. La va a sustituir una nueva era de lo que podríamos denominar como marketing social que – efectivamente – englobará al marketing de contenidos tradicional pero irá mucho más allá. Todos aquellos que sigan practicando el consabido y trillado marketing de contenidos con el objetivo de posicionar su producto o servicio – y muy especialmente si éstos tienen que ver con los social media, la comunicación y/o el marketing online – van a darse de bruces con la nueva realidad del marketing social y quedarse – paradójicamente – desposicionados mucho antes de lo que esperan. A no ser, claro está, que sepan montarse en el carro a tiempo.

Seamos sinceros. Se ha usado y abusado del marketing de contenidos, especialmente por parte de todos aquellos que no poseían de experiencia a la que agarrarse o referencias de su trabajo que los sostuvieran y que se han dedicado sistemáticamente a posicionar keywords en Google y destacar artificialmente por encima de otros más merecedores pero menos conocedores de los secretos del SEO y similares. Sigue leyendo

5 ventajas del “marketing ágil”: del productor al consumidor

La introducción de una amplia variedad de nuevos canales de comercialización y herramientas, como las redes sociales, las métricas web, las técnicas SEO o la irrupción de los teléfonos inteligentes en la vida de gran parte de la población, ha propiciado una desviación en el campo del marketing. Esto ha ido creando una distinción entre lo que hasta ahora se conocía, o marketing tradicional, o lo que se denomina como marketing flexible o ágil.

Este último, más acorde y adaptado a la realidad actual, prioriza las necesidades del cliente y se ocupa de ofrecer una respuesta rápida. Las principales ventajas de este tipo de marketing por las cuales debería considerar su adopción son las siguientes:

1. Se centra en el cliente. Es importante tener clara la visión de su empresa y sus productos, pero los equipos de marketing ágil trabajan más en el desarrollo de perfiles de clientes para llegar a ellos con más eficacia. Quienes practican esta estrategia han adoptado el modelo de las “Cuatro C’s” de Robert Lauterborn: el precio se sustituye por el coste, las promociones se sustituyen por comunicaciones, posicionar se sustituye por convencer y el producto se sustituye por el consumidor. Se trata de una filosofía que desplaza el enfoque del productor al consumidor. Sigue leyendo