Gestión del talento humano y productividad empresarial

Todos conocemos a personas talentosas; En realidad todos somos talentosos, pero en algunas personas es más fácil observar el desarrollo de ese talento, a través de la aplicación de sus habilidades o competencias en su ámbito laboral, personal o profesional.

Observar el Talento de los demás es muchas veces más sencillo que tratar de demostrar el nuestro; lo cual nos haría poco humildes ante los demás. Quizá es uno de los paradigmas que debemos romper con mayor precisión, ya que esa falsa humildad nos obliga muchas veces a dejar pasar desapercibido el desarrollo de nuestro talento y únicamente ponerle atención a las fortalezas de los demás; Quizá también es cuestión de Auto-Estima.

La Gestión del Talento Humano responde a una necesidad innata de las personas; Sin embargo, es una decisión personal. No se le puede obligar a nadie a aplicar y/o desarrollar su talento; en todo caso se puede motivar e incentivar, para provocar lo que se denomina “ La Auto-Gestión del Talento Humano

En lo que respecta al ámbito personal o profesional, la Auto Gestión del Talento Humano es mucho más visible para los demás, ya que responde a intereses y gustos que se desarrollan con mayor facilidad, en ambientes definidos por las mismas personas; como por ejemplo: deporte, música, cultura, hobbies, etc.
En lo que respecta al ámbito laboral, es diferente, porque normalmente los intereses y gustos de las personas, no representan la razón de ser de la organización, por lo tanto están en un segundo o tercer plano, o siendo realistas quizá sean inexistentes o irrelevantes.

El desarrollo del Talento Humano, responde a un enfoque contemporáneo; que no se puede lograr bajo las premisas de la Gestión de Recursos Humanos Tradicional, que se fundamenta en las personas como Recursos y en donde la Gestión del Talento como tal, no se puede garantizar. Sigue leyendo