¿Se puede medir la creatividad?

En el otoño de 2012, poco antes de que el famoso “índice de creatividad” de Manager Magazine fuera publicado en Alemania, dos importantes agencias del país germano, Jung von Matt y Scholz & Friends, anunciaban su decisión de no participar en ningún concurso de creatividad y publicidad durante 2013.

Gracias a los premios ganados en tales concursos, Jung von Matt había logrado el primer puesto en el “índice de creatividad” de Manager Magazine durante seis años consecutivos, mientras que Scholz & Friends había conseguido un nada desdeñable cuarto puesto.

Y lo cierto es que la creatividad es importante para mucha gente. Si una agencia o un publicitario tuvieran que elegir aquello que aporta verdadero valor a su negocio, muy probablemente elegirían la creatividad. La idea subyacente es que las campañas publicitarias pertrechadas por una buena creatividad proporcionan también excelentes resultados a sus clientes.

Quizás por ello la mayor parte de la agencias se toman los premios de publicidad y de creatividad tan en serio. Ganar alguno de estos premios hace que su potencial creativo sea más visible y tangible par sus clientes. Y cuando esas mismas agencias participan en concursos para intentar ganar la cuenta de un nuevo cliente, muy a menudo son elegidas en función de su posicionamiento en los amados y al mismo tiempo temidos rankings de creatividad fabricados a partir de las decenas de premios y concurso que habitan en la industria publicitaria. Sigue leyendo