Cuestionar el pasado para transformar el futuro

Los avances tecnológicos, las nuevas tendencias, la aparición de nuevos competidores o los cambios en los gustos de los clientes, son algunos de los aspectos que configuran nuestro entorno. Es evidente, que la velocidad a la que este cambia es cada vez mayor.

Este hecho genera que el entorno esté constantemente repleto de amenazas, pero también de oportunidades, a las que deben estar muy atentas las empresas que deseen ser competitivas y dueñas de su propio destino.
Tal y como argumenta Rita Gunther, la idea de que las ventajas competitivas pueden ser sostenidas por largos periodos de tiempo, ha dejado de ser válida para la mayoría de empresas. Por el contrario, vivimos en una época de ventajas competitivas temporales, y en este entorno es clave desarrollar la capacidad de innovar de manera continuada, convirtiendo dicha capacidad en una ventaja competitiva por sí misma. Sigue leyendo

Motivación, compromiso e innovación

“Uno puede comprar el tiempo del empleado, puede comprar su presencia material en un lugar determinado; hasta se le puede comprar cierto número de movimientos musculares por hora. Pero su entusiasmo no se puede comprar, su lealtad no se puede comprar, la devoción de su corazón no se puede comprar. Estas cosas hay que ganárselas.” Fortune-: Clarence Francis (1)

Son muy pocas las empresas que se dan cuenta que su mayor ventaja en el mundo competitivo empresarial es su personal, cuando está adecuadamente capacitado, altamente motivado y comprometido con el logro de la misión y visión.

En primer lugar considero la motivación, porque mediante ella se logrará el compromiso de los trabajadores, proviene de la palabra motivo, que es lo que nos impulsa hacia una acción, causa o razón para lograr algo. La motivación está formada por factores capaces de lograr que nuestra actitud se dirija y mantenga hacia el logro de un objetivo, en nuestro caso la consecución de la visión institucional. Sigue leyendo

Aprender a aprender

“Aprender a aprender” significa que hay que mejorar nuestras aptitudes para conocer más y poder desempeñarnos profesionalmente mejor.

Un camino muy importante para lograrlo es estar bien informado, que no es tener o poseer muchos datos, ni saber dónde está la información.

Es mucho más: de los datos hay que pasar a su integración significativa, –información propiamente hablando−, para llegar a convertir la información en conocimiento (asimilación personal de la información) y traducirlo en una transformación de la conducta y en la práctica productiva permanente. Hay que saber, saber-hacer y hacer.

Las tecnologías que ofrece el mundo de hoy abren un inmenso espacio para el acceso al conocimiento. Por ejemplo, solamente con una conexión a la red mundial de Internet, cualquier persona puede obtener prácticamente todo tipo de información y convertirlo en conocimiento propio.

La información, ligada al uso del computador personal como herramienta de trabajo, dentro de la vida profesional, resulta de gran utilidad para ponerse al día. Siempre que genere en nosotros procesos de conocimiento, a nivel elemental o a nivel de un estudio más estructurado, científico (objetivo, racional, metódico y sistemático).

Para no quedarse rezagado

Estamos ya en plena era de la información y del conocimiento. En ella lo verdaderamente valioso es la persona formada, que es aquella que integra el conocimiento a la vida, no como un acervo teórico, sino como una disciplina de trabajo.

Así se adquiere las competencias. Esta requiere la integración de conocimientos, habilidades, actitudes y valores con miras a la acción productiva. Todo ello realizado con orden, con un gran sentido de aprovechamiento del tiempo y con un ánimo firme de no rezagarse ni abandonarse a su pasado, a experiencias personales que probablemente ya no tienen validez.

La información es capital para estructurar redes de trabajo. Hoy en día eso se traduce en bases de datos, a las cuales se tiene un acceso discriminado según el tipo de información que se maneje. Si no se comparte la información, no es posible hacer efectiva la participación, y mucho menos la delegación de funciones en otros, ni el empowerment (empoderamiento).

Hay que compartir la información y los conocimientos si se quiere estructurar equipos inteligentes de trabajo, capaces de adelantar sus cometidos hasta el final. Ellos mismos generan información y conocimiento útil. Por eso, el poder hoy lo tiene el que sabe lo que tiene que hacer con el conocimiento, expande las capacidades de las personas, les plantea retos constantes y les ofrece nuevas formas de resolver los problemas. Sigue leyendo

Pasos del crecimiento

El potencial de crecimiento futuro de cualquier compañía, debe enfocarse en cinco palancas principales. El resultado de implementar exitosamente esta estrategia, es la creación de valor.

Las empresas que incorporan la administración basada en valor (ABV) enfocan sus esfuerzos en un objetivo común: crecer rentable y sostenidamente.

Gestionar con base en el valor de la empresa implica entender su significado, sus componentes, su relación con la estrategia y crear un sistema de gobierno que mantenga consistencia entre la medición de desempeño, la toma de decisiones y el sistema de compensación por resultados.

La ABV se sustenta en los principios básicos de una estrategia: crear una ventaja competitiva que permita tener una rentabilidad sostenida sobre el costo del capital; por esto, bajo la filosofía del valor, una estrategia que no cree valor económico debe ser rediseñada.

Al comparar el valor de mercado de una empresa con el valor de su operación actual, se puede medir su potencial de crecimiento futuro, que debe ser el resultado de implementar exitosamente la estrategia. Sigue leyendo

Diferenciación: la clave del éxito

Qué aburrido sería ir de compras si todos los productos fueran iguales. La existencia de marcas se haría absurda y los sistemas económicos serían muy parecidos al que seguía la URSS.

Michael Porter, uno de los teóricos de la administración más importantes, ya hablaba a principios de siglo de la ventaja competitiva que brinda la diferenciación. Para poder posicionarse mejor en el mercado es necesario diferenciar nuestra compañía, marca y producto, la pregunta es: ¿cómo?

Primeros pasos

De acuerdo con Porter, las diferencias de una empresa deben detectarse realizando una guía de exclusividad. Ésta consiste en los siguientes puntos:

  • Elecciones de política (características de los productos, servicios ofrecidos, calidad, etcétera).
  • Eslabones (aquellos elementos que forman parte de la cadena de valor).
  • Tiempo (el periodo en el que se toman las decisiones).
  • Ubicación (lugar en que se encuentra la empresa y sus distintas filiales).
  • Interrelaciones (aprovechamiento de los recursos).
  • Aprendizaje y derrame (aquel conocimiento que haga única a la empresa y que se pueda transmitir entre sus empleados).
  • Integración (la capacidad para tomar parte de los distintos niveles de la cadena de valor).
  • Escala (producción a través de economías de escala).
  • Factores instituciones (las relaciones que se tengan con organismos del exterior).
  • Sigue leyendo

¿Cuál es el modelo de gerencia?

Las empresas siempre están en la búsqueda de nuevas fuentes de ventaja competitiva, que sean difíciles de copiar y valiosas en el mercado. Una nueva posibilidad que está emergiendo es que el “modelo de gerencia” sea una fuente de ventaja competitiva, a la par de lo que tradicionalmente se ha llamado el “modelo de negocio”. Mientras que el “modelo de negocio” es la respuesta al “qué” y el “por qué” de una empresa, el “modelo de gerencia” es la respuesta al “cómo”. Cuál es el modelo de negocio y cuál es el modelo de gerencia, son las dos preguntas más importantes que se tiene que hacer sobre su empresa.

El “modelo de gerencia” es la decisión tomada por la alta gerencia en cuanto a cómo definen los objetivos, motivan el esfuerzo, coordinan actividades y asignan recursos. En otras palabras, es la forma como ellos definen el trabajo de la gerencia. Muchas empresas están descubriendo que contar con un “modelo de gerencia” único puede ser fundamental para su competitividad.

Un ejemplo es Happy Computers Ltd, empresa londinense de adiestramiento en TI. En ella, los gerentes son seleccionados según qué tan buenos sean gerenciando y son evaluados abiertamente por sus subordinados. A los empleados nuevos nunca se les pide sus credenciales; son seleccionados por lo bien que respondan ante la retroalimentación sobre su estilo de adiestramiento. Los errores son celebrados y la satisfacción del cliente es el único indicador de desempeño utilizado. La empresa cuenta con una satisfacción del 98,7%, vende sus cursos al doble de sus competidores y ha logrado duplicar sus ganancias mientras que la industria se ha encogido en 30%. Su éxito no puede ser explicado solamente en términos de buenos productos o servicios, ni cuenta con un modelo de negocio único. La empresa ha tenido éxito porque sus fundadores han decidido pensar creativamente sobre su modelo de gerencia, tomando decisiones poco usuales sobre el mismo, que han tenido un impacto dramático sobre la calidad, respuesta y costo de sus servicios. Sigue leyendo

Emprendedores de malos negocios

Existen negocios que aun haciéndolos con la mejor disciplina administrativa y con toneladas de liderazgo nunca entregarán utilidades.

Mi principal actividad profesional es ser consejero de empresas y empresarios. Por ello tengo también contactos con personas que emprenden o que desean emprender. Con frecuencia me preguntan cómo poder reconocer un mal negocio. Existen negocios que aun haciéndolos con la mejor disciplina administrativa y con toneladas de liderazgo nunca entregarán utilidades.
Escribo aquí un decálogo para reconocer negocios poco atractivos:

1.- Existen muchos competidores con capacidad instalada subutilizada. Cuando existen muchos oferentes del mismo producto para el mismo mercado suelen desatarse guerras de precios. Los competidores más poderosos están dispuestos a operar temporalmente incluso con pérdidas para orillar a los pequeños a salir.
2.- Los proveedores son escasos. Si existen pocas opciones de abastecimiento, el negocio emprendido podría convertirse en un mostrador mas del proveedor. Un ejemplo son las gasolineras, solo tienen un proveedor: Pemex, quien les dicta sus márgenes unitarios de ganancia. Afortunadamente los gasolineros han entendido que su negocio también es rentar espacios comerciales inmobiliarios.
3.- El periodo de recuperación de efectivo es largo. Existen negocios que entre más venden, más dinero necesitan. Sus dueños necesitan tener un bolsillo amplio. Lo contrario sería un negocio cuyas ventas son al contado, y cuyas compras son a consignación. Es una maquina de generar efectivo.
4.- Los clientes están muy concentrados. El negocio tendrá menos riesgo y mas poder de negociación hacia el mercado entre mas diversificada su cartera de clientes. Depender de uno o pocos clientes es peligroso.
5.- El negocio vende perecederos propios con demanda cíclica. Un negocio así necesita altos márgenes, y tendrá que operar con inventarios de alta rotación, de lo contrario la utilidad se queda en el almacén de productos invendibles.
6.- Un negocio que fabrica para ver si vende. Quien tiene un negocio de fabricación, pero no es dueño de un mercado suele enfrentar altibajos depredadores de efectivo, sobre todo si sus costos fijos son elevados.
7.- Un negocio pequeño que requiera arrendar instalaciones caras. El ejemplo seria la tienda de regalos que se ubica en un centro comercial famoso, a veces su dolor de cabeza es pagar la renta del local.
8.- Un negocio cuya ventaja competitiva depende de una habilidad que el propietario no tiene. Aquí el ejemplo es el del restaurante cuyo atractivo es el chef francés. Si el propietario no es el chef, tendrá que compartir generosamente las ganancias.
9.- Un negocio que únicamente funcionará si el dueño lo atiende. Puede ser un buen negocio, pero como las personas no somos ubicuas, el negocio llegará hasta donde el propietario puede mantenerse insomne.
10.- El negocio que está de moda poner. Si está de moda, pronto habrá muchos competidores

__________________________

Heriberto Ramos Hernández
http://impreso.milenio.com/node/8816084